Presentado el libro “Memorias de un ingeniero inoxidable”, de Victoriano Muñoz Cava

El libro recoge desde su vocación a la ingeniería desde la niñez, hasta su labor en Acerinox a punto de cumplir los 71 años.


El Instituto de la Ingeniería de España (IIES), el Instituto de Estudios Económicos (IEE), el Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid han presentado “Memorias de un ingeniero inoxidable”, de Victoriano Muñoz Cava. El libro recoge la vida de este ingeniero desde su vocación a la ingeniería desde la niñez, hasta su labor en Acerinox a punto de cumplir los 71 años.



Presentado el libro “Memorias de un ingeniero inoxidable”, de Victoriano Muñoz Cava
El Presidente del Instituto de la Ingeniería de España (IIES), Manuel Acero, junto con el Director General del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, el Presidente del Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales, Javier Cobo Valeri, y el Decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, Jesús Rodríguez Cortezo, han presentado el libro “Memorias de un ingeniero inoxidable” de Victoriano Muñoz Cava.

Durante el acto, celebrado hoy en el Instituto de la Ingeniería de España, se ha puesto de manifiesto el trabajo realizado por el que fuera presidente de Acerinox hasta el 14 de junio de 2007.

Las memorias recogen el recorrido de Victoriano Muñoz Cava desde que naciera el 22 de julio de 1936 en Lérida, hasta hoy. El libro describe la vocación de ingeniero que sintió desde muy joven, que le llevó a realizar la carrera en la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Barcelona, finalizada en 1961. Desarrolló toda su carrera profesional en el campo de los aceros inoxidables, que coincide con su despliegue tecnológico y explosión de consumo.

Su trayectoria profesional comenzó en Roldán, hoy segundo fabricante europeo de productos largos. Desde su fundación en 1970, planificó y dirigió Acerinox, que construyó por etapas una fábrica integral en el Campo de Gibraltar, organizó una red de sociedades y centros comerciales extendida por todo el mundo, creó una fábrica integral de productos planos y largos de acero inoxidable en Estados Unidos, compro otra en Sudáfrica…

Victoriano Munoz se retiró de Acerinox a punto de cumplir los 71 años, con unos resultados netos de 503 millones de euros en el ejercicio 2006, después de 37 años de beneficios ininterrumpidos y la creación de 7.204 puestos de trabajo, además de otros tantos indirectos. El grupo quedó situado como segundo productor mundial de acero inoxidable, con unas ampliaciones en curso que le deben llevar al primer puesto en 2009, con una capacidad de producción anual de 3,5 millones de toneladas.

Victorino Muñoz se describe como un apasionado defensor de la industria española y de la energía nuclear, la única a su entender que puede asegurarle un suministro eléctrico estable a un precio razonable.



Jueves, 23 de Abril 2009

Leído 4490 veces