logo IIE FONT AMPLIADO.jpg

2018 - Todos los derechos reservados IIE

Crónica de la Jornada del 30 de mayo de 2018. El desafío de la des-carbonización en el Transporte Marítimo. El mar y los hidratos de metano.

30/5/2018

Publicado por:

 

Nos encontramos frente a un problema geo-ambiental a nivel mundial, el calentamiento global del planeta es un tema a tener muy en cuenta y contra el que debemos reaccionar y actuar a tiempo antes de que sea demasiado tarde. Para ello es imprescindible reducir las emisiones de CO2 que emitimos a la atmósfera.

 

El pasado miércoles 30 de mayo en el salón de actos del IIE se impartió una conferencia sobre la descarbonización del transporte marítimo y los hidratos de metano que se encuentran en el mar. En ella nos expusieron y desarrollaron cual sería el futuro inmediato al que el mundo se debe adaptar y cómo hacer frente a dichos cambios.

 

La jornada comenzó con el Presidente de Asuntos Marítimos del IIE, José Esteban Pérez, quien nos habló sobre la existencia de enormes cantidades de metano en forma de hidratos en los fondos marinos y bajo el permafrost ártico. El metano produce un efecto invernadero cuatro veces mayor que el propio CO₂ y las cantidades de metano contenida en estos hidratos es superior a la de todas las reservas de combustibles fósiles detectadas en el planeta, y la liberación de ese gas natural depende de la velocidad con que crezca la temperatura de los océanos. Dada la inercia calorífica de los mismos, el riesgo no es inmediato, aunque sí cierto se la temperatura en profundidades de unos 600 metros, subiera 2ºC.

 

Respecto a sus posibilidades de explotación, nos encontramos en una fase  inicial, experimental incluso, por lo que se debe de mostrar especial cautela y actuar con las seguridades y tecnologías adecuadas para eliminar los riesgos sísmicos. Países como China o Japón, dependientes de la importación de gas natural, ya han empezado a realizar pruebas de extracción.

 

En cuanto al desafío que supone la descarbonización en los transportes marítimos nos hablaron: Manuel Carlier, Director General, Asociación de Navieros Españoles, Jorge Dahl de Sobrino, Business Development Manager, Spain, DNV-GL, y Rafael Gutiérrez Fraile, Consultor, Miembro del C. Asuntos Marítimos del IIE. Hay que indicar que el pasado mes de abril se aprobó por la Organización Marítima Internacional (OMI) la “Estrategia para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero desde buques” marcando así un acontecimiento histórico, en el que las entidades que representan el transporte marítimo asumen su parte de responsabilidad, conforme al acuerdo de París de 2016,  y aplican unas medidas de ajustes para acabar y/o reducir sus emisiones de CO₂. Se ha previsto, según la OMI, que para 2050 las emisiones de CO₂ se hayan conseguido reducir hasta el 50%, objetivo difícil, pero no imposible, ya que supondría reducir casi un 70% las emisiones que generan los transportes marítimos.

 

Actualmente entre el 80 y el 90 % del volumen del comercio mundial se realiza en buques mercantes, pero en lo que se refiere a las emisiones de CO₂ a la atmósfera, el transporte marítimo sólo aporta el 2,2 % del total emitido, y es con mucha diferencia, el menos contaminante de todos los medios de transporte por toneladas-kilómetro. Aun así es de vital importancia que se apliquen dichas medidas de manera inmediata si se quieren cumplir con los objetivos establecidos y marcados por la OMI, ya que de no cumplir con dichas medidas, las emisiones podrían aumentar entre un 50% y un 250% para 2050.

 

Para ello se propone la utilización de una serie de nuevas medidas como son el empleo de nuevas tecnologías como: pila de combustible a base de amoníaco o hidrógeno, la propulsión nuclear, la electricidad en baterías y/o que empleen combustibles menos dañinos y contaminantes como: el GNL, hidrógeno de origen renovable, el biogás, el metanol de origen biológico y otros biocombustibles.

 

Otras medidas, mucho más fáciles de aplicar, que se pueden realizar para disminuir las emisiones y evitar contribuir más al Calentamiento Global son: cambio de rutas marítimas, optimización de la navegación y rutas comerciales, la gestión del tráfico de las embarcaciones tanto en el mar como en los puertos, reducción y moderación de la velocidad… y si todas estas medidas no resultasen del todo eficaces o resultaran insuficientes para llegar a lograr el objetivo establecido por la OMI, establecer medidas económicas punitivas al precio del carbón, para que los transportes marítimos, con el dinero recaudado por esas tasas, inviertan en modernizarse y sustituir las viejas tecnologías contaminantes por unas más nuevas y limpias. O con la compra-venta de derechos de emisión.

 

Son muchas y variadas las dudas y preguntas que surgen sobre este tema, y otras tantas son las respuestas que nuestros ponentes ofrecen, por ello:

 

No te pierdas esta interesantísima jornada aquí 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Haz Clic en Me Gusta
Please reload

Entradas destacadas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square