logo IIE FONT AMPLIADO.jpg

2018 - Todos los derechos reservados IIE

Entrevista a Dª Isabel Vera, presidenta del Comité de Espacio del Instituto de Ingeniería de España

19/9/2019

Publicado por:

Noticia y entrevista de congresodelespacio.com

 

“Podemos sentirnos orgullosos de la formación que se recibe en España ya que es de gran calidad y los ingenieros españoles son altamente demandados en los consorcios internacionales”.

 

 

 

¿Cuáles son las especialidades para los ingenieros enfocadas en la industria espacial?

 

En el caso de la industria espacial, para abordar un proyecto es necesaria la contribución de técnicos e ingenieros especializados en diferentes aspectos. Por lo general los ingenieros aeronáuticos son los que por su formación disponen de una visión a nivel sistema, pero aun así en los satélites, instrumentos científicos, lanzadores, o en el segmento terreno de una misión espacial, son necesarios profesionales que estén preparados en diseño e ingeniería mecánica, diseño y control térmico, diseño electrónico, ingeniería informática, óptica espacial, comunicaciones, cableado, energía, materiales, procesos de fabricación y en general todas las ramas de la ingeniería pueden estar ligadas a un proyecto espacial.

 

Por poner un ejemplo, en la actualidad y con la reciente necesidad de poder realizar lanzamientos espaciales desde el mar y la recuperación de estos lanzadores en plataformas o barcos (véase el lanzador de SpaceX) son necesarios para el diseño de estas plataformas en el mar, conocimientos de ingeniería naval.

 

Sí ya nos movemos en los futuros proyectos para ir a la luna, incluso como quiere la Agencia Espacial Europea el tener un asentamiento en la Luna, las posibilidades que se abren son inmensas, desde temas de edificación, robótica, fabricación, uso de materiales y recursos in situ,  el diseño de transportes o roverts lunares…etc., todo ello hace que la mayoría de las ingenierías tengan una aplicación que puede ser espacial, si ya nos interesamos en las posibles aplicaciones que se derivan del uso del sector espacial, como pueden ser la observación de la Tierra y la geolocalización, hay numerosas aplicaciones desde el punto de vista de control forestal, control de cultivos, control de barcos no tripulados…

 

 

 

Actualmente, ¿qué salidas pueden encontrar los estudiantes que hayan finalizado sus estudios en España?

 

España como miembro de la Agencia Espacial Europea y de la UE, participa en la mayoría de sus programas y esto hace que sea un miembro activo dentro de la política espacial europea. La industria espacial española, aparte de participar en los proyectos europeos, exporta productos a otros países. GMV es líder mundial en centros de control terrestre, España tiene capacidad de desarrollar e integrar satélites y en estos momentos PLD Space es una empresa que está desarrollando el primer lanzador de carácter privado español, asimismo el INTA participa en diferentes programas espaciales, en todas las misiones científicas de la ESA como Solar Orbiter, Plato, Athena, BepiColombo, Cheops, Rosetta y un largo etcétera, así como en programas de observación de la Tierra, Galileo y centros de control terrestres…, todo ello hace que en España haya una gran variedad de salidas para los estudiantes, ya que participamos en toda la cadena de valor y en todos los diferentes segmentos espaciales.

 

 

 

¿Qué presencia tienen los ingenieros españoles en los consorcios internacionales que suelen llevar a cabo proyectos a largo plazo?

 

Afortunadamente los ingenieros españoles están muy bien valorados. Gracias al trabajo realizado a lo largo de los últimos años, los ingenieros españoles han liderado misiones científicas en consorcios internacionales como por ejemplo en la misión LISA de la Agencia Espacial Europea, Rosetta, BepiColombo… y en la actualidad la misión Solar Orbiter y Plato… además gracias a la calidad  de los investigadores españoles, en España existe un gran número de investigadores principales que son necesarios para poder liderar a nivel sistema instrumentos realizados en consorcios internacionales. En general podemos sentirnos orgullosos de la formación que se recibe en España ya que es de gran calidad y los ingenieros españoles son altamente demandados en los consorcios internacionales.

 

Aun así, es necesario poder tener un marco estable de participación en este tipo de proyectos, evitando los diferentes vaivenes que perjudican a los profesionales y si es posible aumentando la posible contribución española en la ESA. De esta forma, además, se podría evitar la fuga de talentos.

 

 

 

¿Qué acuerdos tenéis activos para evitar la fuga de talentos en nuestro país?

 

En mi caso, como presidenta del Comité de espacio del Instituto de Ingeniería de España, nuestro mayor esfuerzo está dedicado fundamentalmente en poder dar visibilidad al sector espacial y en poder transmitir a la sociedad que el ser ingeniero o ingeniera en España es una profesión de futuro y que además existe una industria y un campo espacial consolidados dónde se puede desarrollar una carrera. Transmitir también que es un sector estratégico con un gran potencial al que hay que prestar atención y que en los próximos años experimentará un alto crecimiento económico.

 

 

 

¿Qué tecnologías se llevan a cabo que puedan definir a España como potencia espacial?

 

Gracias a la formación y a la experiencia de más de 50 años que lleva España desarrollando productos espaciales, se puede decir que España es capaz de realizar cualquier actividad o producto que se le pida.

 

Se han desarrollado satélites, instrumentos científicos, se está desarrollando un lanzador para pequeños satélites, somos líderes en centros de control, tenemos operadores de satélites de primer nivel… Además, España, a través de la UE y la ESA, participa en Galileo y en los programas de observación de la Tierra. A pesar de tener una gran trayectoria en el sector espacial, España y también Europa deben seguir esforzándose para continuar haciendo que el sector espacial europeo y dentro de él, el español, continúen estando al nivel de otras potencias como Estados Unidos, Rusia, China, Japón e India.

 

 

 

Como socia fundadora de la Asociación EVA “Ellas Vuelan Alto”, ¿cuáles son las acciones que habéis puesto en marcha para impulsar la presencia de la mujer en el sector espacial?

 

Fundamentalmente, se quiere dar visibilidad a las profesionales que actualmente están desarrollando sus carreras profesionales dentro del sector. Dando esta visibilidad se crean nuevos modelos que pueden ser referencia para las próximas generaciones, además se han realizado jornadas para desarrollar habilidades directivas y se quiere dar mayor protagonismo a la importancia de “Ellas Vuelan Alto” como una red de redes.

 

 

 

¿Cuáles cree que son los motivos principales por los que solo 25% de los estudiantes de ingeniería son mujeres? ¿Qué tipo de medidas estáis intentando desarrollar para ayudar a aumentar este porcentaje en el futuro?

 

Es necesario aumentar el interés y dar a conocer la importancia de estudiar ingeniería no solo para las mujeres sino también para los hombres. Es verdad que es un dato llamativo que en los últimos 15-20 años el porcentaje de mujeres que estudian ingeniería no haya aumentado y se haya mantenido en un 25-30%. Creemos fundamentalmente que puede ser debido a la falta de referencias y a una idea preconcebida en qué son profesiones en donde es complicado poder conciliar una vida familiar y laboral, cosa que también pasa en otras profesiones como médicos, enfermeros, abogados, profesionales de las comunicaciones, de la enseñanza y es que en general este es un problema a nivel global.

 

Para aumentar el porcentaje en el futuro es necesario poder fomentar vocaciones en las generaciones más jóvenes. A nivel ESO y Bachillerato es necesario aumentar el interés en la tecnología, la robótica, la informática y en este caso, además en el sector espacial. Tenemos que hacer llegar a los jóvenes (hombres y mujeres) que el trabajo en el sector espacial no es algo inalcanzable sino una profesión de futuro con un gran futuro por delante. Hay que hacer ver que es necesario para la sociedad y para ello un factor clave es dar visibilidad al trabajo que se está realizando y a los profesionales que desarrollan este trabajo.

 

 

 

¿Hacia qué dirección debe evolucionar el sector para seguir en crecimiento?

 

Los próximos años van a ser decisivos respecto al desarrollo y el crecimiento del sector espacial ya que varios factores pueden dar lugar a un aumento del sector.

 

Un factor clave es la estandarización del producto y, por ende, el siguiente abaratamiento de los costes. En general van a convivir dos modelos económicos, uno de costes más baratos, con productos de vida útil menor, usando componentes COTS y unas metodologías de desarrollo ágiles aprovechando todas las ventajas del fenómeno del New Space.

 

Y otras misiones que requieran de una alta fiabilidad, con unos desarrollos más complejos y que hará que los costes aumenten dando con un modelo económico menos competitivo, pero donde una efectiva política de cooperación internacional será fundamental.

 

Un futuro asentamiento en la Luna, con toda la infraestructura necesaria… requiere de nuevos desarrollos, ya sea de nuevas formas de construir, de fabricar, de reutilizar, de cómo navegar, de cómo obtener energía, de qué será necesario diseñar para alimentarse permanentemente la Luna…

 

Estos retos son de un alto grado de complejidad, con necesidad de gran de fiabilidad, dónde habrá algunos elementos que se puedan desarrollar con la filosofía del New Space, pero otros muchos no.

 

Estos retos harán que el sector espacial sea un motor económico de gran crecimiento con una gran empleabilidad de profesionales altamente cualificados para desarrollar nuevos productos y abrir nuevos mercados.

 

Este nuevo paradigma necesitará de una sólida base legal donde en los países implicados en la exploración espacial se llegue a acceder al espacio bajo unas condiciones dadas y unas garantías previstas. En definitiva para que el sector siga creciendo es necesario estimular la creación de nuevos productos y apoyar a las startups, además tener un marco estable en la participación de los proyectos europeos internacionales y hacer que nuestros ingenieros puedan llegar a liderar los consorcios, reduciendo la fuga de talentos a otros países y consolidando la industria espacial todo ello bajo una sólida base legal y una política internacional espacial en la que España participe como un actor principal.

 

 

 

Por último, ¿cuáles son los primeros pasos que realizar que recomendaría a todos los jóvenes que hayan finalizado sus estudios?

 

En estos momentos las universidades ofrecen una buena formación en ingeniería y además con buenos conocimientos en inglés y habilidades transversales, por lo que en general, los ingenieros (a lo que actualmente equivale el nivel máster) poseen una formación muy buena.

 

Mi primera recomendación a los jóvenes es que no dejen nunca de soñar e intentar hacer las cosas que verdaderamente les apasionen.

 

La siguiente recomendación es que, si están interesados en el sector espacial, que aprovechen los diferentes eventos de espacio que hay en España para ir informándose de las capacidades que les puede ofrecer el sector espacial español.  Este primer Congreso del Espacio es una gran oportunidad, así como lo fueron los anteriores congresos de ingeniería espacial, en el 2015 y 2017 y el pasado mes de julio el primer evento realizado por el Space Generation. El próximo Congreso de Ingeniería Espacial en el 2020 también será una magnífica oportunidad.

 

Mis siguientes recomendaciones es que busquen lo que les motive ya que, como se verá lo largo del Congreso de Espacio, dentro de España hay muchos proyectos y programas donde trabajar. Que no tengan miedo.

 

Esta noticia pertenece a congresodelespacio

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Haz Clic en Me Gusta
Please reload

Entradas destacadas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square