El papel del refino en la Transición Energética

El pasado 5 de noviembre el comité de Transportes junto con el Comité de Energía y Recursos Naturales organizaron la jornada “El papel del refino en la transición energética”, la jornada organizada de forma telemática contó con la participación de D. José Trigueros, Presidente del IIE, D. Aniceto Zaragoza, Presidente del Comité de Transportes del IIE y D. Jaime Segarra, Vicepresidente del Comité de Energía y Recursos Naturales del IIE, quienes dieron la bienvenida a los asistentes y presentaron a los ponentes, para esta ocasión contamos con la participación de D. Vicente Cortés Galeano, Presidente de INERCO y Catedrático de Ingeniería Química-Universidad de Sevilla, como moderador de la jornada y D. Andreu Puñet, Director General de AOP, D. Pablo Matas, Director de Emisiones Netas Cero en Refino de BP y D. José Luque, Consejero Delegado de Petronor.





Comenzó la jornada el señor Cortés, explicando la situación actual del refino en España y en Europa, la senda trazada a seguir para conseguir los objetivos medioambientales de reducción de emisiones de un 55% en 2030 y una descarbonización neta en 2050. España cuenta con 9 refinerías de petróleo que el año pasado procesaron más de 67 millones de toneladas, lo que proporcionó el 50% de la energía final que se consumió en el país.


Estableció el tipo de emisiones que existen, el Scope 1 emisiones directas que proceden de las fuentes de la emisión propia de la actividad (8% en España), el Scope 2 son las emisiones generadas por la producción de la energía que la actividad consume y el Scope 3 son las emisiones derivadas de la cadena de valor de la actividad tanto aguas arriba (Upstream) como aguas abajo (Downstream) (80% del total en España).


Desde el 2005 el sector ha estado trabajando intensamente y se ha conseguido reducir en un 40% las emisiones, pero para llegar a lograr los objetivos marcados por la Agenda 2030 se utilizarán tres caminos principales para reducir la intensidad de carbono del refino. Estas son la producción de hidrógeno verde, la electrificación intensiva con electricidad renovable y la captura, uso y almacenamiento de CO2 para la producción de los e-fuels.

Descargar presentación del señor Puñet

Continuó el señor Puñet quien estableció que mediante una propuesta tecnológica rigurosa y factible para participar en una transición energética el refino es una apuesta segura, mediante la descarbonización, la innovación tecnológica, el desarrollo económico y social y la cooperación institucional. Con ello se conseguirá que las refinerías tengan neutralidad de emisiones y los productos serán eco combustibles de forma que la refinería del futuro será un centro de producción hiper-eficiente y sostenible, que reducirá al mínimo sus emisiones.


Para ello seguirán cuatro rutas tecnológicas: la eficiencia energética, el hidrógeno verde conseguido mediante el electrólisis del agua empleada con electricidad de origen renovable, la captura almacenamiento y utilización de CO2 para generar eco combustibles u otras materias como cemento y la utilización de materias primas bajas en carbono para la producción de estos eco combustibles, básicamente es la sustitución del crudo como materia prima por materias primas de origen biológico y renovables, como por ejemplo, la biomasa junto con los residuos procedentes de materias primas químicas bajas en carbono como los plásticos. “Las refinerías del futuro utilizarán todos los residuos como materias primas alternativas al crudo, tanto los residuos urbanos como la biomasa se emplearán para producir eco combustibles con el objetivo de neutralizar las emisiones de CO2”.


Pese a que la reducción de emisiones es el objetivo principal, la estrategia de AOP incluye de forma directa: impulsar la economía circular, proporcionar nuevas formas de almacenamiento de energía, incrementar la seguridad de suministro reduciendo la dependencia energética exterior, fomentar la I+D+i en España, favorecer el desarrollo industrial y la transferencia de tecnologías con otros sectores industriales, generar empleo de calidad, bienestar y beneficios para la economía y potenciar el desarrollo de zonas rurales.



Descargar presentación del señor Matas

Prosiguió la jornada el señor Matas hablando sobre el compromiso de BP (British Petroleum) para ser una compañía de emisiones netas cero (Net Zero) para el año 2050 o incluso antes. Entre sus objetivos principales pasan por abogar por políticas Net Zero, entre ellas reducir a la mitad la intensidad del carbono de sus productos, disminuir el metano, aumentar la inversión en nuevas tecnologías y la producción de petróleo y gas Net Zero.


Haciendo referencia a los ya mencionados Scope 1 y Scope 2 es donde BP hace referencia a emisiones operativas y es donde pretenden obtener las emisiones netas cero para antes del 2050, mientras que en el Scope 3 se han comprometido a que la intensidad de carbono de sus productos sea la mitad. La intensidad de carbono refleja cuántas emisiones de CO2 se producen como consecuencia de liberar una unidad de energía, todo ello aplicado a la extracción, transporte, procesado, transporte/distribución y uso final.



La intensidad de carbono nos proporciona una visión agregada de la intensidad media del ciclo de vida de los productos energéticos comercializados, ofrece simetría en el doble desafío más energía – menos carbono y se mide en mega julios para permitir la comparación con todo el espectro del portfolio de productos energéticos. Para poder cumplir con los objetivos del 2050, se han marcado unos objetivos escalonados para ir reduciendo paulatinamente las reducciones de CO2 marcados a 5 y 10 años. Ese plan de acción se divide en Objetivo 1 (Scope 1 y 2) basado en la eficiencia energética, el hidrógeno verde y azul, el biogás, el CCUS (captura, uso y almacenamiento de carbono) y la electrificación. Objetivo 2 (Scope 3) basados en eco combustibles, el hidrógeno de bajas emisiones y los productos no energéticos como asfaltos y materia petroquímica.


En el proyecto Porthos, en la refinería del puerto de Rotterdam, han creado una infraestructura donde toda la industria aplica estas nuevas tecnologías, todo el conglomerado de industrias del propio puerto puede “inyectar” el CO2 en un “CO2ducto” permitiendo su confinamiento a largo plazo, permitiendo la descarbonización del puerto y empleando el hidrógeno sobrante como combustible, reduciendo así en 1000 millones de toneladas, las emisiones del puerto de Rotterdam. El CO2 no solo se puede capturar, sino que se puede emplear para realizar el proceso de curado del hormigón, lo que permite absorber en una tonelada de cemento hasta 300 kilos de CO2, tecnologías que ya se están aplicando en el mercado.


En cuanto a los eco combustibles, estableció el ciclo del carbono que establecen emisiones netas cero. El CO2 se encuentra en la atmósfera con una proporción de cuatrocientas partes por millón, las plantas absorben el CO2 empleando la energía solar creando con ello materia orgánica (azúcares, aceites vegetales, etc), mediante el proceso industrial esta materia se transforma en combustible que se emplea en un motor, lo que expulsa CO2 a la atmósfera que vuelve a ser absorbido por la masa vegetal, cerrando así el ciclo del carbono, no contribuyendo al aumento de concentración de CO2 en la atmósfera, evitando incrementar el efecto invernadero. Además, estos combustibles ecológicos no requieren nuevas infraestructuras ni renovar el parque vehicular, se suministran mezclados en el combustible estándar (diésel y gasolina) reduciendo así las emisiones netas, de forma inmediata y sin grandes costes de infraestructuras. Cada 1% de eco combustibles añadido a los combustibles de automoción supone una reducción de 750 000 Tm/año de emisiones de CO2 en España, equivalente a más de 70 000 vehículos eléctricos. Permiten una progresiva sustitución de materia prima fósil y energía para consumo del proceso productivo (gas natural) a materias primas renovables, residuales y biogás.


Descargar presentación del señor Luque

Concluyó la jornada el señor Luque estableciendo que las refinerías van a seguir siendo necesarias, pero se tienen que adaptar a las nuevas medidas establecidas si no lo han hecho ya. “La refinería del futuro se pondrá al servicio de la sociedad para resolver los problemas que tengan, atendiendo a cualquier materia prima que consiga, además de emplear energías más verdes y renovables.” La demanda final del consumo de fuel para el transporte será un “mix” de todas las energías de las que dispongamos, electricidad, hidrógeno, biogás, gas natural, bio fuel líquido… todos seremos parte de la solución del conjunto energético.


Los e-fuels son combustibles sintéticos resultantes de la combinación de “hidrógeno verde” producido por electrólisis del agua con electricidad renovable y CO2 capturado ya sea de una fuente concentrada o del aire (DAC). Los combustibles sintéticos también se conocen como Power to Liquid X (PTX) si es síntesis a gas (PTG) o líquidos (PTL). Existen dos rutas principales para convertir la energía en líquido a través de la síntesis de metanol o la síntesis de Fischer Tropsch. Se pueden producir varios productos tales como ruta del metanol, e-metanol, e-DME, e-OME, ruta FT, e-gasolina, e-diésel, e-jet para su uso como combustible final, usos primarios o vectores de almacenamiento de hidrógeno.


El ciclo de vida de los e-fuels está determinado por el origen de la electricidad y su intensidad de emisión, el origen del carbón utilizado para la producción del combustible y el origen de la energía térmica necesaria en el proceso de producción y la eficiencia energética del mismo.


Cerró la jornada hablando sobre el Hub de Petronor en el puerto de Bilbao, que incorpora una planta demo de producción de e-fuels a partir de H2 renovable y captura de CO2, como propuestas de economía circular con el tratamiento de residuos. El proyecto será una referencia a nivel mundial y posicionará a España como referencia en la producción de combustibles sintéticos. Además, facilitará el escalado a nivel comercial de la tecnología y el desarrollo de la regulación necesaria. Integrado como parte del “Corredor vasco del hidrógeno” está conectado a la refinería de Petronor con accesibilidad por puerto, carretera y oleoducto CLH logístico para la distribución de productos finales. Estos proyectos se realizan para demostrar la viabilidad y competitividad de los mismos, ya que si no son económicamente viable no serán reales, por lo tanto, el apoyo es fundamental y es un reto que debemos superar.



Puede ver la jornada entera aquí:



Categorías

Entradas destacadas
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square

2018 - Todos los derechos reservados IIE

logo IIE FONT AMPLIADO.jpg