2018 - Todos los derechos reservados IIE

logo IIE FONT AMPLIADO.jpg

¿Universidad? ¿Formación profesional? A la universidad a través de la Formación Profesional

13/3/2020

Publicado por:

Artículo de Antonio Arenas completo

 

Antonio Arenas, ingeniero del ICAI y miembro del CUFE, como ya expresó anteriormente en el IIE con Vocaciones de Formación Profesional hacia la Ingeniería, nos habla sobre la conexión entre la formación profesional y la ingeniería.

 

El presente estudio/informe pretende demostrar que una conexión natural y razonable del subsistema Formación Profesional con la universidad configurando un camino aplicado y completo, paralelo al camino académico (general ), Bachillerato-universidad, produciría un efecto muy positivo:


- Aumentando la demanda de plazas en FPGM al considerar que es el inicio de un camino aplicado, que, de forma lógica y razonable finaliza, como el académico, en la universidad.


- Incrementando la cifra de población cuyo nivel de formación alcanzado sea precisamente FPGM y FPGS, pues con un número muy grande de personas circulando por este camino, es altamente probable que muchas de ellas, una vez alcanzada alguna cualificación profesional (FPGM y/o FPGS) decidan incorporarse al mundo laboral, ya que les permitirá acceder a un trabajo dignamente remunerado (trabajo decente según la OIT) y planificar así su futuro, considerando la continuidad formativa en el futuro.


- Reduciendo la demanda del carácter aplicado en quienes cursen el nivel universitario, pues ya se incorporan una importante formación en la empresa a través de la formación en alternancia (o dual) obligatoria en la FPGM y/o FPGS.


- Consiguiendo un mayor nivel de motivación en quienes cursen el nivel universitario, pues al contar con cualificaciones profesionales previas, se asumirán las dificultades y exigencias de dicho nivel sin la presión social y personal que supone cuando la cualificación profesional universitaria es la primera y única, como sucede cuando se accede por la vía académica (Bachiller-universidad). Lo anterior implica también reducción en el abandono de los estudios universitarios una vez iniciados.


- Evitando la retrocualificación que se está produciendo en un número importante de egresados universitarios quienes, al no encontrar ocupaciones laborales de su nivel profesional, deciden cursar estudios de FPGM y/o FPGS para adquirir las habilidades demandadas en el mundo laboral, lo que supone un derroche de recursos económicos, una ineficiencia del sistema y lo que es peor un grave deterioro de ilusiones personales y de motivaciones profesionales.


- Permitiendo una mayor selección entre los aspirantes a progresar por el camino académico (Bachillerato-universidad) hacia las cualificaciones universitarias, pues entendiendo que cuando ambos caminos (académico y aplicado) conduzcan al mismo título y con los mismos conocimientos, el académico puede no tener compromisos en su nivel de exigencia y quizá ser un importante semillero de vocaciones investigadoras.

 

Así pues podemos concluir que los resultados obtenidos en la función i+d+i de la universidad española llevan a pensar que el camino trazado en el sistema educativo para la consecución de este objetivo no es demasiado equívoco, no presenta grandes problemas. Sin embargo no puede decirse lo mismo de la función profesionalizante, pues si bien en general no hay grandes dudas sobre la calidad profesional de nuestros egresados universitarios, sí hemos visto en el análisis de la situación actual mostrada en capítulos anteriores, y objetivada por los datos ofrecidos, que se aprecian serios problemas, no sólo en relación con la empleabilidad de los titulados en el esquema laboral español, sino en relación con la estructura profesional de la sociedad española, y que posiblemente se produce a partir de la falta de conexión entre la universidad y los estudios profesionales de niveles inferiores.

 

Así, la universidad en su función formadora de profesionales de alta cualificación, parece obvio que necesita acercarse a las empresas en orden a buscar una formación más aplicada, la cuestión es si al plantear nuevos Grados de tipo Dual, o al plantear Grados 2+2  para alumnos de FPGS, o al plantear Pregrados universitarios, o al plantear la retrocualificación desde los Grados a la FP, u otras reformas, cabe preguntarse si se está creando más confusión en el panorama universitario, aumentando el número de titulaciones, y posiblemente distorsionando el sentido que la sociedad y la legislación atribuye al Grado, ya que algunos de estos Grados nuevos pueden tener un carácter bastante específico, lo que podría ser contrario al espíritu de la ley sobre la formación de Grado.

 

La falta de conexión entre la universidad y la Formación Profesional se quiere corregir ahora con los planteamientos que según se ha planteado están haciendo algunas universidades, principalmente en el ámbito técnico, pero de nuevo pueden cometerse errores y resultar fallidos los resultados si no se hace una reconsideración global de todo el sistema educativo, quizá incluso desde la formación primaria, conectando secuencialmente toda la formación profesionalizante: Primaria-Secundaria vocacional - Formación Profesional de Grado Superior-Universidad.

 

Debemos hacer una llamada a los sistemas duales, que con origen centroeuropeos están adquiriendo una gran fuerza en España, pero es de vital importancia que la formación dual,no se convierta en un sistema docente que persiga profesionales muy bien preparados en “saber hacer” a costa de baja preparación en “los porqués” y sobre todo si ello es a base de acciones muy repetitivas y a costa de reducir o eliminar la formación en valores.

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Haz Clic en Me Gusta
Please reload

Entradas destacadas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square