Teletrabajo y agua: unión clave para las zonas remotas



Autor José Antonio Rodríguez de la Cruz en el blog iAgua

Miembro del Comité de Asuntos Rurales (CAR) del IIE




"El PIB de la economía española ha sufrido la mayor contracción intertrimestral de su historia". Ojo, que esto no lo digo yo, viene así recogido en el recientemente publicado Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia que se puede encontrar en el BOE del pasado día 23. En la exposición de motivos que lleva a la publicación de este RD, el texto también recoge la actual "utilización masiva de los expedientes temporales de regulación de empleo". También se recogen otros puntos de triste actualidad como el hecho de que "la mayor parte del ajuste está recayendo sobre el colectivo de las personas con contrato temporal, y dentro de estas, sobre las trabajadoras y trabajadores jóvenes".


Además, se describe la situación previa al Coronavirus en el ámbito laboral, con los siguientes términos y adjetivos: temporalidad, riesgo de pobreza salarial, precariedad, etc. Es decir, que teniendo claro que lo más importante es la salud, la situación económico-laboral que vendrá en los próximos meses, va a ser delicada; lo dice el BOE (o al menos, se interpreta leyendo el mismo).


Estamos justo en el cambio de año hidrológico y estas fechas nos están dejando un gran número de noticias relevantes. Recientemente se ha aprobado el PNACC (Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático) 2021-2030; empresas de todos los sectores siguen trabajando en la propuesta de proyectos que puedan ser receptores de fondos europeos (CEOExEuropa), el Ministerio de Universidades impulsará la creación de un Plan de revitalización de la España despoblada, etc. También está habiendo cambios muy relevantes en algunas de las empresas más destacadas del sector, como Aguas de Barcelona y Canal de Isabel II (CYII). Otro asunto de máxima actualidad y de aplicación directa por su inmediatez, es el acuerdo alcanzado entre Gobierno, patronal y sindicatos al respecto de los ERTE. Y así se podría seguir con la lista de novedades. La "última hora", desde hace meses, queda anticuada a los pocos minutos y hay que estar atento a las novedades, de forma contante, para no perderse.


Pero, como todo en la vida, para hacer un balance adecuado, hay que parar y revisar lo pasado con perspectiva. Volviendo al inicio de este artículo y la referencia al RD 28/2020 sobre teletrabajo, es evidente que este puede ser un camino de futuro para no pocas empresas (o al menos una parte importante de las plantillas de las mismas) y que ha venido aquí para quedarse. Debido al confinamiento, en los últimos meses se ha notado un cambio de tendencia en la búsqueda de pisos (tanto para venta como para alquiler) en los portales de internet. Según parece, estas búsquedas tienden a priorizar pisos más amplios (o al menos más luminosos), exteriores, con terraza, etc. Para ello muchas veces es necesario salir del centro de la ciudad hacia las afueras. Ya sea por la imposibilidad de encontrar un hogar a precio razonable con las citadas características, o por ir buscando como valor añadido la "huida" de la bulliciosa gran urbe, las zonas metropolitanas de las ciudades se están revalorizando.


Cuanto más nos alejamos de la ciudad, más nos adentramos en el mundo rural. Cuanto más nos adentramos en el mundo rural, más aumenta la posibilidad de encontrarnos con una peor red de telecomunicaciones. Esto es un problema muy grave en un territorio como el español, en el que más de la mitad del espacio físico se puede considerar como zona despoblada o muy despoblada. Incluso la Comunidad de Madrid, la CC.AA. con mayor densidad de población de toda España, con sus más de 800 hab/km2 de media, tiene puntos al oeste y al sudeste con una concentración poblacional muy baja; hecho que es más notable aún en su Sierra Norte.

Mapa Despoblación - Instituto Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica

¿Y por qué el agua puede ser relevante en todo esto? Muy sencillo. Los sistemas de agua en general y los de agua urbana en particular, suponen uno de los primeros sectores en los que se han ido aplicando de forma intensiva las novedades más punteras en comunicación en cada época. Al ser un sistema (el del ciclo integral del agua) totalmente encadenado, todo tiene que tener conexión con lo que hay tanto aguas arriba, como aguas abajo.


En consecuencia, muchas de las primeras aplicaciones civiles del mundo de las comunicaciones y telecomunicaciones, se han desarrollado históricamente alrededor del mundo del agua. No hace tanto tiempo, que había que ir con un teléfono-maleta en el coche para estar comunicado con "centrales" cada vez que se quería dar una orden desde una instalación concreta. En otras había un sólo teléfono para toda la instalación y para toda la plantilla del centro. El caso es que el sector del agua, siempre ha sido puntero en esto. Por su naturaleza, sus infraestructuras se integran a lo largo y ancho de todo el territorio, puesto que han de prestar servicio puerta a puerta.


¿Qué quiero decir con todo esto? Pues que, el sector del agua ha sido pionero en comunicación. ¿Y cómo se relaciona con las zonas remotas y/o despobladas? Desde hace años, en muchas zonas remotas, se aprovechan los sistemas pensados originalmente para dar servicio a las infraestructuras hidráulicas, para que presten a su vez, servicio de telecomunicaciones a los vecinos de zonas despobladas, que no contaban con sistemas alternativos, o que, si los tenían, eran muy anticuados y deficientes. Un ejemplo, entre otros, es la Red TETRA del CYII.


El agua, sus infraestructuras y el servicio de telecomunicaciones asociado a las mismas, puede servir para dar soporte básico en municipios en los que aún no hay cobertura móvil o que tienen una cobertura muy deficiente. Las economías de escala harán que los proyectos sean más interesantes, si no sólo prestan servicio a un sector concreto sino a un conjunto territorial importante.


Característica antena rojiblanca de la Comunidad de Madrid. Fuente: CYII


Para afrontar la despoblación, es necesario ofrecer servicios, al menos parecidos, tanto a las personas de la ciudad, como a las que viven en las zonas más despobladas del ámbito rural. No hay ciudadanos de primera y de segunda y todos hemos de disfrutar de los mismos derechos y tener acceso a los mismos servicios. Hay que buscar la fórmula que permita vivir donde se quiera para ganarse el pan, y no hay negocio o empresa que ahora mismo pueda sobrevivir sin internet con una buena velocidad de conexión y cobertura móvil (salvo excepciones muy marcadas). No hay teletrabajo posible sin dichas necesidades básicas. No hay posibilidad de vuelta al pueblo (al menos, por temporadas) de las familias que un día emigraron, sin esos mínimos. La alianza de dichos pequeños municipios con sus propios servicios de agua en lo que a comunicaciones se refiere, es ya en no pocos lugares, clave de éxito. Lo ha de ser también en todos los demás.

Entradas destacadas
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square

2018 - Todos los derechos reservados IIE

logo IIE FONT AMPLIADO.jpg