top of page
  • IIE

Hay que corregir la legislación UE sobre la fiscalidad al transporte marítimo


La UE acaba de aprobar la extensión del sistema de emisiones ETS al transporte marítimo. Pero no lo ha hecho bien. Buenas intenciones pero malos resultados.


Deberá corregir esta legislación, porque está consiguiendo lo contrario de lo que buscaba. Básicamente, la UE ha establecido que los barcos mayores de 5000 GT entre puertos europeos paguen una parte de los derechos de emisión de CO2, con un calendario gradual de aplicación, empezando en 2024-2026 (40%), 2027 (70%) y a partir de 2028, el 100%.  A los barcos que o bien lleguen de o bien se dirijan a puerto no comunitario, se les aplicará la mitad de esa escala. En una próxima revisión se prevé la extensión de la medida a barcos más pequeños (mayores de 400 GT) y a otros gases que atrapan calor, como el N2O y el metano, CH4.


La medida es bien intencionada, pues pretende encarecer progresivamente el uso de combustibles fósiles, para fomentar la transición hacia combustibles bajos en carbono. Pero estos primeros 5 meses de aplicación han puesto de manifiesto una serie de consecuencias indeseadas que la UE debe corregir urgentemente.


Ayer tuvo lugar una Jornada en el Instituto de la Ingeniería de España, promovida por su Comité de Asuntos Marítimos, con presencia de ANAVE, el Puerto de Algeciras y la Naviera Grimaldi. Este enlace permite ver las dos horas de jornada: ETS Maritimo IIE. En esta página, resaltaré los efectos negativos más importantes que ya se han observado:

1.- Como la aplicación del ETS a camiones se ha retrasado a 2027 (o 2028), resulta que miles de camiones que cada día se embarcaban en barcos de cabotaje para llegar al norte de Italia y otros puertos UE ya no lo hacen porque les resulta más barato ir por carretera. ¿Resultado? Más emisiones, más contaminación diésel en tierra, más atascos, más tráfico, más ruido, más accidentes y menos recaudación. Un despropósito. Hay que sacar camiones de la carretera, no hacer que vuelvan!


2.- Como hay una serie de puertos no comunitarios muy cerca de la UE, como Tánger Med, el futuro Nador West, Londres, Liverpool, Por Said y otros, barcos que antes descargaban en Algeciras, Rotterdam, Italia, Malta o Grecia, ahora descargan y trasbordan decenas de miles de contenedores en esos puertos NO comunitarios y solo pagan ETS por la fracción de contenedores que llega al continente en barcos más pequeños. ¿Resultado? Mayores recorridos, mayores emisiones, menores inversiones en puertos UE, pérdida de empleos en puertos UE, pérdida de actividad portuaria y mínima recaudación de ETS. Un pan como unas tortas. Esto quisieron atajarlo con una lista de puertos "espejo", puertos "transparentes", pero sigue siendo un coladero.


La UE sabe de todas esta incidencias y va a proceder a su revisión en breve (al ritmo legislativo de los 27... ). El liderazgo de la revisión correspondía a Hungría que, al no tener espacio marítimo, ha pasado el testigo a España que es el país más afectado por este tema, dada su proximidad a puertos norteafricanos. ¡Genial!


Es muy importante que la nueva legislación tape todas estas vías de agua. De otro modo, las grandes navieras invertirán en puertos no-UE, los puertos comunitarios tendrán un futuro lamentable, se perderán miles de puestos de trabajo, las inversiones en metanol, amoníaco y otros combustibles alternativos no se realizarán, habrá más camiones en la carretera, los grandes barcos que vienen de Extremo Oriente o de América harán trayectos más largos y contaminantes. Y lo que es peor, las emisiones subirán y la recaudación por ETS será mínima.

Commentaires


Les commentaires ont été désactivés.

Categorías

Entradas destacadas
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square
bottom of page