top of page
  • IIE

Radiografía del Sector Espacial Español: Internacional, Consolidado, Estratégico, Diversificado, con nuevos modelos de negocio

España se encamina hacia una economía espacial madura

Pero con retos encaminados a aprovechar: las megatendencias, el aumento relativo de la financiación pública y privada, los grandes programas europeos, el papel de la AEE, el interés por la defensa espacial, o alcanzar una soberanía tecnológica y optar a ser líderes en grandes contratos y optar a mayores retos

 

Amenazas principales: cambio de paradigma y en la gobernanza del sector, el tamaño medio de la economía, la regulación política industrial, la disminución de titulados universitarios en ámbitos STEM, la redistribución laboral o los obstáculos y costes en materias primas y energía, junto con la baja inversión en comparación con otros países europeos

 

España se encamina hacia una economía espacial madura, generando 6.000 empleos directos, ocupando el quinto puesto en Europa en creación de empleo permanente, con una facturación agregada de 1.065 millones de euros, el 0,1 % del PIB. Gracias, entre otros aspectos, a la consolidación de empresas con más de 70 años de trayectoria y compañías, unas 23, integradas en el proespacio, y con liderazgo español en algunas áreas tecnológicas. No obstante, se enfrenta a nuevos retos, pero también amenazas que debe trabajar. Esta es una de las conclusiones de la V edición del Congreso de Ingeniería Espacial celebrada la pasada semana en el Instituto de la Ingeniería de España (IIE).

 

El encuentro, ha servido para dibujar una amplia radiografía del sector espacial español, identificando las principales debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Indicadores que surgieron a lo largo de las tres mesas redondas que hubo en el congreso de Ingeniería espacial, con participantes de AEE, AIRBUS, AIRBUS CRISA, ESA, GMV, IENAI, INDRA, INTA, SATLANTIS y SENER.


Fortalezas

Entre las fortalezas se destacaron el conocimiento y talento, con fuerte demanda de técnicos; el salto cualitativo en los últimos 10 años, con la aparición de numerosa startups con nuevos modelos de negocio, la proliferación de incubadoras de empresas de espacio en casi todas las Comunidades autónomas, o la aparición de másteres específicos.

 

El carácter estratégico, la innovación, su tejido diversificado y presencia en la mayor parte de la cadena de valor del sector; el incremento de facturación con una muy alta inversión en I+D, así como su capacidad para optar a mayores retos como liderar misiones, o cerrar mayores contratos, han sido otras fortalezas señaladas.

 

Debilidades

Entre las mayores debilidades que se anunciaron, se hizo una reflexión crítica de no perder competitividad ante el aumento de los costes de materias primas y de energía, a la sombra de una productividad baja. La excesiva burocracia asociada para la obtención de financiación en los proyectos, la ralentización, era otra de las grandes debilidades del sector. También se señaló la posible saturación y falta de rentabilidad de las grandes constelaciones. La actual crisis de lanzadores europeos y la dependencia de terceros países ponen en riesgo el poder cubrir las necesidades tan estratégicas de acceso al espacio. También se abordó la necesidad de puertos espaciales en Europa y la potenciación de la base de lanzamientos en Korou en la Guayana Francesa. Una industria fragmentada y con poco mercado nacional a expensas de una falta de política y de soberanía en Europa.

 

Amenazas

Por último, entre las amenazas señaladas, cabe destacar el cambio de paradigma en el modelo de negocio, con nuevos actores y más competencia; los miedos al proceso de cambio, la necesidad de más rigor en las decisiones, la tendencia a querer hacerlo todo en la cadena de valor, los cambios en la gobernanza del sector la, o la falta de suficiente soberanía tecnológica

Otra amenaza apuntada fue la baja competitividad de la economía europea y española por el tamaño medio de las empresas, la atracción de talento, la redistribución laboral, o la regulación política industrial o el aumento de la debilidad en la demanda en la industria española se debilita. Así como, la fuerza laboral y educación con un porcentaje de titulados universitarios en ámbitos STEM a la baja con por ejemplo una reducción en el porcentaje de titulados en STEM que produce España en comparación con los Estados europeos (25,1%), o la excesiva rotación laboral.

Por último, la dependencia e influencia de la inversión privada y pública, con una comparación negativa relativa a incremento de la inversión en espacio con respecto a Alemania, Francia, Italia o UK, o los obstáculos de financiación similares a los de otras empresas tecnológicas, especialmente en la fase de ampliación.

 

Oportunidades

Entre las oportunidades comentadas, destaca la aparición de megatendencias, tanto espaciales -el crecimiento de la economía espacial o el alcance a otros sectores- como no espaciales: el impulso global por la sostenibilidad, la digitalización, la cuarta revolución industrial o el almacenamiento de datos en la nube.

El incremento financiación pública y privada fue otra característica comentada: el desarrollo del PERTE aeroespacial, la atracción de inversión privada, o la creación de fondos de capital riesgo dedicados a la industria espacial desde sector público.

El congreso dedicó un bloque a analizar el Fondo Next Tech, este fondo que, se convierte en un instrumento de financiación público de 4.000 millones, que movilizará otros 4.000 millones de capital privado. Este mecanismo permitirá establecer colaboraciones público-privadas donde el Estado podrá aportar hasta el 49% de los fondos, con el objetivo de realizar inversiones en scaleups y startups que desarrollen su actividad en España.

También se señaló la creación de la Agencia Espacial Española como una gran oportunidad junto con los grandes programas europeos: la Observación de la Tierra (Copernicus), las comunicaciones o la navegación (G2G), así como el papel de la Agencia Espacial Española (AEE), con su Plan Nacional de Espacio, la agrupación de competencias o la Ley y estrategia única de espacio.

Por último, los nuevos modelos de negocio, ejemplificados en la disrupción en el acceso al espacio y la creación de un lanzador español, las posibilidades de alquilar infraestructuras, o el Upstream vs. Downstream, y la Militarización del espacio, como un nuevo dominio de seguridad y defensa, la posibilidad de alcanzar una cierta soberanía tecnológica o el aumento de presupuesto de esta área, fueron otros indicadores propuestos en un sector que se declaró absolutamente estratégico. El aumento del uso de los datos espaciales en modelos de negocio dedicados al downstream, sin olvidar que sin el Upstream no existe el Downstream.



V edición, más de cien ponentes

Más de cien expertos han abordado durante tres días la exploración, investigación, gestión y utilización del espacio, junto con los retos y actividades de más impacto en el sector y en la economía espacial. Con la participación de industria, instituciones, universidades, laboratorios y startups españolas: alcanzando una representación del 60% del sector industrial y un 40% del sector público. Se ha logrado  una asistencia que supera 400 personas.

 

El encuentro, organizado por el Comité del Espacio del Instituto de la Ingeniería de España (IIE), se ha dividido en sesiones de cinco campos de actividad: aplicaciones y operaciones, tecnología, infraestructura espacial, ciencia y exploración y economía y sociedad.

 

Esta V edición han contado con el apoyo y la colaboración de Airbus, Airbus Crisa, Enarie, GMV, Indra, Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (Isdefe), Satlantis, Sener, Hisdesat, el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE), Ellas Vuelan Alto, Hydra Space, Ineai Space, Madrid Space y Startical.

コメント


コメント機能がオフになっています。

Categorías

Entradas destacadas
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square
bottom of page