logo IIE FONT AMPLIADO.jpg

2018 - Todos los derechos reservados IIE

Crónica de la Jornada del 18 de febrero de 2013. La necesaria transparencia en la ingeniería.

18/2/2013

La transparencia es clave para mejorar la percepción pública de la energía nuclear.

 

La cuarta y última jornada del ciclo sobre combustible nuclear, que se ha celebrado en el Instituto de la Ingeniería de España los últimos meses, se centró en la percepción pública de la gestión del combustible nuclear usado. Para ello estuvieron presentes Josep Castellnou, ex alcalde de Vandellós, y Antonio Calvo Roy, presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica.

 

Presentó las ponencias Yolanda Moratilla, presidenta del Comité de Energía y Recursos Naturales del Instituto y directora de la Cátedra Rafael Mariño de Nuevas Tecnologías Energéticas de la Universidad Pontifica Comillas. Moratilla adelantó que en septiembre se publicará un libro recogiendo lo más importante de lo debatido en estas jornadas.

 

El ex alcalde Castellnou contó la experiencia de su municipio, “que en los años 60 era pobre, con un terreno muy montañoso, sin agua, y famoso por su viento. Con una dificultad total para poder vivir”. En ese momento se iniciaron en paralelo dos actividades para revitalizar el pueblo: la central nuclear de Vandellós I, y la llegada de turistas, actividades “que han convivido durante 40 años, sin ninguna interferencia”.

 

En ese tiempo, Castellnou y sus conciudadanos han ido aprendiendo cómo hacer mejor las cosas. Por ejemplo, para el desmantelamiento de Vandellós I se creó una comisión local de información.

 

Sobre el tema concreto de los residuos, subrayó que deben seguirse dos criterios éticos de gestión básicos: almacenar los residuos en el país en el que se producen, y no pasar el problema a generaciones futuros. “Cualquiera de estos dos principios pasa por un ATC (almacenamiento temporal centralizado) y luego por un AGP (almacenamiento geológico profundo)”.

 

En el proceso, debe cuidarse mucho la elección del lugar donde se almacenen los residuos. “Debe obtenerse el máximo consenso posible, debe consensuarse antes de que llegue al pueblo”. Debe potenciarse el efecto positivo que tienen estas iniciativas para el desarrollo social y económico de la zona, y la diversificación de su economía, y debe informarse puntualmente a los ciudadanos, así como a los habitantes de municipios cercanos, y a otros agentes de interés. “La comisión local de información ha dado muchísimo resultado y pienso que es algo extrapolable”, señaló. “Pero la información debe ir en dos sentidos. En la calle hay preguntas que debe responder la comisión local”.

 

También es positivo contar con asistencia externa, de expertos de la universidad o de consultores, añadió.

 

El desarrollo del proyecto debe contar con las empresas de la zona, y si no hay las adecuadas, contribuir a su creación, con un “vivero” de empresas y con formación a los empresarios. Luego deben adaptarse los proyectos al tamaño de las empresas locales, para que no se lleve las adjudicaciones una empresa grande de fuera, insistió.

 

Un proyecto de estas características “debe buscar que ganen todos, un win-win; debe tener al municipio como centro de la acción, aunque busque aliados; la pirámide de apoyos debe ser lo más amplia posible; y hay que poner límites a las demandas de la gente. No hay que crear expectativas que no puedan cumplirse. Si se producen picos en los ingresos, la demanda se dispara, pero al año siguiente puede no haber esos ingresos, y las demandas siguen”.

 

Castellnou enumeró varias elementos fundamentales ordenados a modo de acróstico (que rezaba: “ACEPTACIÓN”):

  • Ayundamientos colindantes

  • Comisión local

  • Evaluar el rechazo

  • Prever dificultades

  • Transparencia

  • Atención al momento: “No todos los momentos son iguales. Hay que intentar evitar momentos de crispación como las campañas electorales”.

  • Comunicación eficaz.

  • Integración en el proceso: “Debe incluirse a todo el mundo que quiera estar. Incluso a mi me costó muchísimo hacerlo. Hay que escuchar y corregir muchas veces, pero si se quedan fuera, es peor, porque se irán”.

  • Optimizar el impacto: “Pensar en el futuro. El presente puede ser suave, pero el futuro puede ser más complicado”.

  • Negociación previa. “Cuanto más se aclaren los conceptos, mas fácil es la convivencia”.

  • Para terminar, Castellnou explicó que Vandellós no concurrió a la adjudicación del ATC porque no había consenso entre las distintas administraciones interesadas (la autonómica y la local), y porque a nivel empresarial tampoco había mucho interés (estaban más centrados en la construcción, recordó). “Muy a pesar mío, no fuimos candidatos”.

La visión del periodismo

 

El periodista Antonio Calvo Roy empezó diciendo que “dejar la comunicación solo en manos de los ingenieros, sin contar con los periodistas, puede dar resultados equivalentes a dejar la privatización del sector eléctrico solo en manos de economistas, sin contar con los ingenieros”.

 

A continuación, rememoró la figura de Juan Manuel Kindelán, que fuera presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, “por su política de comunicación. La concebía como un ejercicio de transparencia”.

 

Calvo explicó que la energía nuclear tiene un problema de comunicación, y es que se la asocia irremediablemente con el “hongo nuclear”. “Aunque son temas relacionados, es importante distinguirlos, porque en realidad son muy diferentes”.

 

Sobre el tema concreto de los residuos, Calvo considera que los periodistas deben volver a los fundamentos, es decir, “contar cuántos son y qué les pasa. Nuestra tarea no es decir qué hacer con los residuos, sino informar para que la gente opine lo q mejor les parezca”. Sí que matizó que, con frecuencia, los periodistas “deben hacer divulgación, debido a que algunas cuestiones no son de dominio público, no son evidentes, incluso son desconocidas”. Por ejemplo, qué es un ATC o un AGP.

 

En el apartado de preguntas y debate, Moratilla preguntó a Calvo si el ciclo cerrado (el “reciclaje” de los residuos) puede ayudar a mejorar la imagen de la energía nuclear entre el público. Calvo se acordó del ejemplo del ITER, el reactor de fusión nuclear, del que se habló durante muchísimo tiempo antes de que se empezara a construir. “Los procesos a largo plazo pueden ser contraproducentes”, explicó. Por eso, sin conocer a fondo el tema del ciclo cerrado, simplemente advirtió de que al público hay que contarle proyectos más a corto plazo.

 

Por su parte, el ex alcalde Castellnou criticó los vaivenes políticos en la toma de decisiones sobre lo nuclear. “Además todos van por su lado, las eléctricas, el Estado… en Francia lo tienen todo más claro”.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Haz Clic en Me Gusta
Please reload

Entradas destacadas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Google+ Basic Square